Home PageRemedios caseros para el bruxismo, vivir con bruxismo

Remedios caseros para el bruxismo, vivir con bruxismo

Existen varios remedios caseros y remedios naturales que se pueden utilizar para combatir el bruxismo.

El bruxismo se refiere a apretar o rechinar los dientes de manera involuntaria.  Las personas aprietan o rechinan los dientes por una serie de razones físicas. No hay evidencia de que el rechinar de dientes sea hereditario. Pero uno de los factores más comunes que causan el bruxismo y el rechinar son el estrés y la ansiedad. Si bien los médicos recomiendan el uso de una férula dental como la forma segura y efectiva de proteger los dientes contra los efectos nocivos del bruxismo y rechinar de dientes, también hay una serie de pasos que se pueden implementar para ayudar a reducir el hábito generado por el bruxismo y disminuir su gravedad.

Remedios Caseros para el Bruxismo

Bruxismo-Remedios-Caseros• Comience un programa de ejercicios. Haga ejercicio regularmente para aliviar el
estrés.
• Aprender y practicar otras técnicas de relajación.
• Practicar yoga es especialmente bueno para aliviar el estrés.
• Evitar o reducir el consumo de alimentos y bebidas que contienen cafeína, como
refrescos, gaseosas, coca-colas, chocolate y café.
• Evite el consumo de alcohol, ya que el rechinar de los dientes es probable que se
intensifique después del consumo.
• Evite masticar lápices o bolígrafos o cualquier cosa que no sea comida.
• Evite masticar chicle, ya que cuando se realiza estamos permitiendo que los músculos
de la mandíbula se acostumbren a rechinar los dientes.
• Evite comer alimentos duros como nueces, dulces, carne de res.
• Beba mucha agua todos los días.
• Duerma bien, fortalezca los buenos hábitos del sueño.
• Practiqué no apretar o rechinar los dientes dejando los labios juntos y los dientes
separados. Si usted nota que aprietan o rechinan los dientes durante el día,
posicione la punta de la lengua entre los dientes. Esta práctica ayuda a relajar los
músculos de la mandíbula.
• Relaje los músculos faciales y de la mandíbula durante todo el día. El objetivo es
hacer de la relajación facial un nuevo hábito.
• Relaje los músculos de la mandíbula durante la noche aplicando hielo o calor
húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados.
• Aprender una rutina de terapia física y ejercicios de estiramiento para ayudar a
restablecer el equilibrio normal de los músculos y las articulaciones en ambos
lados de la cabeza.
• Masajear los músculos del cuello, los hombros y la cara.  Busque cuidadosamente
nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes que
pueden causar dolor a lo largo de la cabeza y la cara.
• La oración consciente y la meditación son excelentes métodos para reducir el estrés.